Archivo para noviembre 2014

You have the power!

17 noviembre 2014

Cuando vives solo todo cambia, pero es justo cuando eres consciente de han pasado varios años desde que comenzaste con ese status cuando realmente lo percibes, cuando ves como eres capaz de simultanear tantas tareas como quieres y donde no existe nada que no puedas hacer. Cuando luchas contra todo y luchas solo, te das cuenta de que puedes llevas a cabo exactamente lo que quieras, llegar a donde propongas y ser quien tú quieras ser.

A veces te saturas, a veces no sabes si es lunes o viernes, e incluso a veces no sabes si es de día o ya te encuentras cubierto por un manto de estrellas que no puedes ver desde el inframundo en que te sumerges. Es curioso, pero vivir la vida a tope, y cuando digo a tope me refiero a realizar acciones y sueños que siempre has deseado aprovechando hasta el último deseo es brutal. La sensación de satisfacción es tan grande, que cualquier cosa con la que compares se hará pequeña. Te darán ganas de crecer, de llegar más lejos, y tal vez, de cambiar el mundo.

Y si llega ese momento no dudes en cambiarlo; quizás haga falta alguien como tú. Sólo aquellos que son capaces de salirse de una ecuación matemática para resolver un problema con un resultado en apariencia erróneo, serán capaces de comprender el sentido de la vida. Existen reglas, pero también atajos, puertas más cercanas, métodos mejores… y no siempre fue mejor camino el conocido, aunque el desconocido tiene un mayor peligro, pero… si nadie da un paso hacia un mundo por explorar… nada cambiara.

Sigo trabajando en ello. Sorian.

Anuncios

Mi 32 cumpleaños.

11 noviembre 2014

Tengo amigos que odian cumplir años, conozco a gente que cuando se dan cuenta de que se han hecho mayores se desmotivan, he visto como algunos hombres y mujeres no aceptan el paso a través del tiempo en la vida que les toca vivir…pero yo tengo que decir que me encanta, sin más; el simple hecho de sentir que respiro y mis pulmones se completan mientras mantengo una conversación con alguien que quiero, la sensación de escuchar la música que más me gusta mientras los vellos se erizan como si existiese un gran campo magnético que los atrae, el saborear las comidas que me encantan y las que pruebo cada día, el poder mirar a los ojos a mis seres queridos o las personas cuando intento transmitir algo o escucharles, el poder tocar y sentir texturas de todo aquello que están a mi alcance…es alucinante, y me alegra cumplir años disfrutando de cada una de estas maravillas.

Pero las maravillas se elevan a su máximo exponente cuando toda esa explosión de sentidos que eres capaz de generar se comparten con aquellos a los que quieres; cuando te das cuenta de que ellos darían por ti lo mismo que tu por ellos, cuando la felicidad llenaría un abismo como el gran cañón, y cuando todos ellos están junto a ti.

Como cada año, me siento grande después de estos días, y no porque mida 1,94, sino porque las conexiones que se traducen en el amor que me une con mis seres queridos me hacen sentir muy humano, y muy agradecido.

Gracias amigos, amigas, familia… una vida así, no tiene precio.

Sorian.